Menu
0
0
0
s2smodern
Instan 13 naciones al presidente de Venezuela a no asumir segundo mandato por ilegal; evalúan si niegan entrada a funcionarios a sus territorios; el subsecretario de SRE, Maximiliano Reyes, afirma que el país promueve la autodeterminación de los pueblos y la no intervención.
Redacción /Entérate México
Ciudad de México, 5 de enero de 2019

Trece representantes de las cancillerías del Grupo de Lima, con excepción del nuevo Gobierno de México, instaron a Nicolás Maduro a no asumir un segundo mandato en Venezuela que alargaría su administración hasta 2025, y trasladar el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales.

La petición realizada por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, señala que el inicio del nuevo gobierno el próximo 10 de enero de 2019, es “ilegítimo” porque en el proceso electoral no participaron todos los actores políticos del país, ni contó con la presencia de observadores internacionales.

En el documento dado a conocer por el Grupo de Lima, los 13 países ratificaron su reconocimiento a la Asamblea Nacional elegida legítimamente en 2015, y subrayaron la importancia del respeto a la integridad, autonomía e independencia del Tribunal Supremo de Justicia conformado de manera legal.

“La autodeterminación de los pueblos y la no intervención son principios constitucionales que México deberá seguir. En ese sentido, el fomento al diálogo entre las partes” indicó Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe del Gobierno de México.

Además, condenaron la ruptura constitucional y del Estado de derecho en el país. Por ello, exigieron el restablecimiento de la democracia para remediar la crisis política, social y económica que vive la nación.

Asimismo, señalaron que la solución a la crisis que vive Venezuela, corresponde a sus habitantes, por lo que reiteraron su apoyo a la recuperación del país a través de un nuevo proceso electoral que garantice la democracia. A su vez, hicieron un llamado a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), a contribuir para el restablecimiento de la democracia en Venezuela.

En el documento de 13 puntos, condenan cualquier provocación o despliegue militar que afecte la paz del país, así como su preocupación por la migración de personas a otros países, quienes solicitan refugio. En este sentido, hicieron un llamado a congelar los fondos, activos o recursos financieros, y suspender toda cooperación militar con ese país.

 Al respecto, en representación del Gobierno de México, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, aseveró que el país continuará promoviendo la cooperación internacional, el respeto a la autodeterminación de los pueblos, la solución pacífica de controversias y el respeto a los derechos humanos de Venezuela y el resto del mundo.

“Abogamos para que este grupo fomente el establecimiento de condiciones para que todos los sectores en Venezuela puedan establecer un diálogo real que promueva el acercamiento y la construcción de acuerdos que a su vez permitan la recuperación de la estabilidad de nuestros hermanos venezolanos”, puntualizó en su ponencia en Perú.

Además, rechazó cualquier medida que obstaculice el diálogo con el país sudamericano. En este contexto, aseguró que las acciones que tomará el Grupo de Lima abonarían a agudizar el deterioro de las condiciones de vida de los venezolanos, por lo que México no considera apropiada cualquier vía que no dé prioridad al fomento de la paz y el diálogo.

En tanto, en sus redes sociales, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, llamó a la comunidad internacional a desconocer a Nicolás Maduro y a acelerar las investigaciones en su contra por crímenes de lesa humanidad.

Por su parte, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, acusó al Grupo de Lima de estar integrado por “gobiernos cartelizados contra Venezuela”, que se reúnen para “recibir órdenes” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En México, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que fue un gran error que el Gobierno de México, avale la dictadura de Maduro al oponerse a la firma del pacto, y señaló que el partido reconoce y respalda la declaración de los 13 países.

Finalmente, el dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila, dijo estar decepcionado de la posición que adoptó la administración federal al no acompañar dicha petición, ya que las elecciones fueron producto de un fraude, en el que el mandatario venezolano utilizó todas las formas de represión en contra de sus opositores. “Lo único que va a generar es más crisis en Venezuela”, externó.

Esta información se publicó originalmente en La Razón.

La música

Buscar noticias

- Patrocinador -